Frente a las actuales elecciones… ¿Las libertarias que hacemos?

12039359_1701706203392511_3590744813550093659_n

Estamos en épocas electoreras en todo el territorio nacional, donde llega la oscuridad de la democracia capitalista que unos tanto aman y otros tanto odiamos. Pero veamos más allá del panorama de los carteles y de los desempleados repartiendo publicidad por un salario diario mínimo -o menos-.

El país se está moviendo en el tema político y económico, debido a las negociaciones de paz con las FARC-EP y el ELN. Con los primeros la firma está casi que lista, y con los segundos se comenta donde se van a reunir, pero al sol de hoy aun hay fuertes avances que se mantienen debajo de la mesa; en el ámbito social, a los movimientos populares que exigen sus derechos nos tienen apaciguados por la represión que se volcó a nuestras calles, universidades, campos y fábricas. A pesar de ello, aquí seguimos con la más fuerte disposición militante, esperando y propiciando los momentos de movilización en contra de las políticas ‘públicas’ que desean desangrar a la salud, la pensión, la educación y otros muchos más derechos negados históricamente a las oprimidas.

En ese orden de ideas, el país está de cabeza para abajo, con unas esperanzas de salir de cuanta crisis nos impulsan los ricos para seguir manteniendo el sistema tal cual, y para Bogotá las cosas no son mejores. Examinemos la clase de candidatos que tenemos para la alcaldía:por un lado está Enrique Peñalosa, un hijo de la más alta burguesía que lo único que puede pensar es en cemento y privatizar todo lo que huela a público, pero vaya sorpresa la que nos llevamos para este año, ahora sumando una nueva propuesta para “recuperar Bogotá”, obviamente para los ricos y haciéndole bastantes guiños al uribismo capitalino. Aquí han salido muchos obreros guiados por la prensa burguesa a apoyarlo (y casi que empujados por las encuestas hechas por los grandes medios), olvidando lo nefasto que fue para nosotras los años que duró en la alcaldía de Bogotá, implementando el Transmilenio, dejando las ganancias entre sus amigos y conocidos y aumentando los índices de inequidad, propios del sistema capitalista que representa.

En la otra esquina está Clara López, con sus ideas de centro-izquierda en un país que se disputa la derecha neoliberal y la paramilitar. Pero como dicen por ahí, nosotras “la tenemos Clara’: contra el Estado, la posición es de acción y beligerancia, no se puede pensar lo público desde posiciones ambiguas para ciertas cosas, pero para otras prometiendo aumentar el pie de fuerza para expandir la represión, establecer alianzas entre la empresa privada y la educación y promover la censura contra quienes vamos por la construcción de la autonomía popular.

Rafael Pardo es otro de los que se lanza a cuanta silla vacía vaya a estar(de cuerpo, porque de mente siempre están vacías); un liberal que raya más con el conservadurismo tradicional colombiano que reprime cuanta movilización exista, como lo recordamos en el 2014 cuando se opuso al paro de taxistas y propuso cambiar la movilidad sí era necesario, afectando a las trabajadoras del transporte. Estas palabras no se nos quedan acá, ya que hay otros tonos más:

Francisco Santos siempre ha estado detrás de Álvaro Uribe, y ahora su propuesta es colonizar a Bogotá con la tesis del Centro Democrático, porque por sí mismo no pudo pensar una sola propuesta. Cada vez que interviene en un medio de comunicación su campaña se cae por su peso, pero como el candidato verdadero debajo de la mesa es Uribe, mantiene su bola de masas muertas que van a votar ciegamente por la invasión paramilitar a Bogotá, o en sus palabras, de la “seguridad democrática”.

Finalizando, para no extendernos mucho con el circo que se presenta a estas elecciones, está Daniel Raisbeck, un godo de pura cepa que forma el movimiento ‘Libertario’, que de ello sólo tiene el nombre. Para este sujeto, que tiene gran parte de su historia quemada por las elecciones de representantes a Cámara de hace un par de años, ser libertario es propiciar la empresa privada y el establecimiento de la dictadura del mercado, aunque sus posibilidades de siquiera superar el 2% de votos siguen siendo bastante remotas.

En conclusión, después de exponer un poco la coyuntura electoral Distrital, solo nos queda por decir que las representaciones burocráticas no sirven para nada a nosotras las explotadas ni a quienes luchan. Además, en síntesis, el juego burocrático que vivimos solo divide más las demandas sociales inmediatas, que se han visto en un reflujo bastante permeado en los movimientos populares, donde gran parte de los aparatajes de izquierda se han visto abocados a conseguir uno que otro cargo en el monstruo estatal, mientras que los procesos de base que tanto requieren de toda nuestra fuerza, siguen siendo secundados cada par de años.

En ese orden de ideas, llamamos a la abstención activa y a seguir profundizando el trabajo de base en los diferentes frentes político-sociales, mientras la articulación de las revolucionarias debe convertirse en una necesidad para el desarrollo de una correlación de fuerzas favorables que lleve al pueblo a su emancipación.

Anuncios

Un pensamiento en “Frente a las actuales elecciones… ¿Las libertarias que hacemos?

  1. Pingback: [Colombia] Fronte ás actuais eleccións… ¿As libertarias que facemos? | abordaxe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s